lunes, 5 de mayo de 2014

LA GUERRA DE LAS GALAXIAS (1977): CURIOSIDADES GALÁCTICAS Y TESOROS FOTOGRÁFICOS

Ayer, 4 de Mayo, se celebró el día de una de las mejores sagas fílmicas de la historia habidas y por haber: Star Wars. Un día dedicado a rendir homenaje a una franquicia que, después de cumplir este mes 37 años de su estreno, sigue más viva que nunca gracias a sus cómics, series animadas y a una nueva trilogía que está preparando el director J. J. Abrams

Pero… Si el aniversario del estreno de la primera película es el 25 de Mayo, ¿por qué se celebra el 4 de Mayo? El motivo de adelantar el día de Star Wars un par de semanas en el calendario es que, en inglés, la emblemática frase de la saga “May the Force be with you” suena bastante similar a “May the 4th be with you”. 

Para festejar tan señalado día, hemos recogido algunas de las más interesantes curiosidades y anécdotas de La Guerra de las Galaxias (1977). Además, también recuperamos históricas fotografías de un valor incalculable y vídeos de las audiciones y otros proyectos relacionados con esta primera entrega. Si eres seguidor de Star Wars y quieres saber cuál fue el primer Jabba, cómo se llamó originariamente la película, qué guarda la película con Apocalypse Now, el curioso nombre de R2-D2 en latinoamérica y otras muchas más curiosidades... ¡No pares de leer!

LA CREACIÓN DE UNA SAGA 
La primera intención de George Lucas no fue crear una nueva película, sino dirigir una sobre el héroe de su infancia, Flash Gordon. Al ver lo que le pedían por los derechos de los personajes, Lucas decidió cambiar de proyecto creando su propios personajes. 


Si bien la película a día de hoy es llamada Star Wars IV: A New Hope, esta no fue la intención de Lucas… De hecho, ni pensó llamarla solamente Star Wars. El director en un principio quiso que se llamase Adventures of Luke Starkiller, as taken from the Journal of the Whills, Saga I: The Star Wars.

Tras rechazar el proyecto grandes estudios como Universal o Metro, Fox accedió a encargarse del film. En el contrato que firmaron, George Lucas admitía cobrar un sueldo mínimo por rodar la película siempre que él se quedase con los derechos de comercialización. Este fue no de los grandes errores del estudio y todo un acierto por parte de Lucas, ganando por ello cifras incalculables.

Quien también olió dinero en la comercialización del film fue sir Ale Guinness, quien también aceptó cobrar un sueldo mínimo por el rodaje a cambio de un 2% de los beneficios de Star Wars. 

Cuando Lucas comenzó a buscar compositor para la B.S.O. del film, su amigo Steven Spielberg le recomendó a John Williams, quien acababa de componer para él la B.S.O. de Tiburón

Antes de La Guerra de las Galaxias, e incluso de American Graffity, Lucas tenía planeado dirigir Apocalyse Now. Después del estreno de American Graffity, Lucas resucitó el proyecto, pero el tema seguía caliente y no recibió los apoyos suficientes. Tras esto, resumió el mensaje de la Apocalypse Now a la capacidad de un pequeño grupo de personas para luchar contra un poderoso gigante sólo con la fuerza de sus ideas. Esto acabó siendo la esencia de La Guerra de las Galaxias, convirtiéndose los vietnamitas en los rebeldes y los Estados Unidos en el Imperio. “Star Wars es la versión de Lucas de Apocalyse Now”, declaraba el técnico de sonido de ambas películas. 

ACTORES, PERSONAJES, NAVES Y ROBOTS
Lucas re-elaboró múltiples veces el guion: cambiaba los nombres de los personajes, sus roles… A pesar de todo, siempre hubo uno que siempre aparecía en todas las versiones con el mismo nombre y con el mismo papel: Darth Vader

A pesar de que en un principio se pensó que Orson Welles le diese voz a Vader, fue finalmente James Earl Jones. Con la elección de este doblador de color, se pretendía que no se boicoteara la película en Afroamerica debido a que no aparecía ni un único personaje de color en toda la cinta.

Uno de los personajes a los que cambió el nombre fue a Luke, pues en un principio se iba a llamar Luke Starkiller. A pesar de que este acabase llamándose Skywalker, Starkiller no cayó en el olvido, pues así se llamó el protagonista del videojuego Star Wars: El Poder de la Fuerza

C3-P0 tiene una gran importancia en la saga, pues además de ser el primero en hablar en La Guerra de las Galaxias, también es el último que lo hace en Star Wars: La Venganza de los Sith




Si bien R2-D2 es llamado en Italia C1-P8, no mejor parado sale en la versión latina. Debido a que estos han estado viendo la película en versión original subtitulada, lo llaman tal como suena, siendo conocido el robot como Arturito. También ocurre lo mismo con C3-PO, a quien llaman Sitripio

En un principio, Tom Sellek iba a ser el encargado de dar vida a Han Solo. Pero este acabó rechazando el papel por que su representante pensaba que no sería bueno para su carrera. 

Durante los castings, necesitaban a alguien que diera la réplica en las pruebas para el papel de Leia. Por ahí se encontraba trabajando como carpintero Harrison Ford, quien ya había trabajado con Lucas en American Graffiti. Tras ver la interpretación que hacía el futuro Indiana Jones, decidieron que lo mejor sería ofrecerle el papel a Ford. 


Tras descartar a Toshiro Mifune (famoso por sus apariciones en las películas de samuráis de Akira Kurosawa) para el papel de Ben Kenobi, Lucas se lo ofreció a Alec Guinness. Una vez leído el guion, a Guinness no le convenció el estilo del mismo, por lo que él y Lucas se dedicaron cambiar todo el guion para darle un nuevo enfoque al personaje, que sería el que ahora todos conocemos. 

INSPIRACIONES Y HOMENAJES
Haciendo un homenaje a Flash Gordon, Lucas basó su temida Estrella de la Muerte en el planeta Mongo, el cual iba a través del espacio destruyendo planetas… Esto hace que muchos seguidores de ambas sagas vean en el Gran Moff Tarking una versión de Ming.

Pero no solo se inspiró en la saga de Flash Gordon, pues Lucas se basó en los personajes de cómics el Doctor Muerte y Darkseid para crear a Darth Vader. Si del villano de los Cuatro Fantásticos tomó la máscara y la capa, del enemigo de Superman copió mucho más. Por un lado, Darkseid es el Padre Oscuro de los Nuevos Dioses, es decir, Dark Father, que suena bien parecido a Darth Vader. Además, el villano es padre de Orion, un personaje que está en el bando de los Dioses y al que siempre intenta llevar a su bando, al lado oscuro… 

En un principio, Jabba el Hutt iba a aparecer en La Guerra de las Galaxias (1977) como un humano. Esta escena se llegó a rodar, aunque finalmente se descartó dándole al personaje la repugnante apariencia que veríamos en Star Wars: El Regreso del Jedi (1983).

A pesar de haber dirigido previamente varios cortos, la primera película que dirigió Lucas fue THX 1138. Tal es el cariño que siente el director hacia esta película de ciencia ficción, que introdujo dicho número en múltiples escenas de toda la saga. Una de ella en La Guerra de las Galaxias es cuando Luke dice que a Chewbacca “se le traslada desde el bloque 1138” de la Estrella de la Muerte. 

Los Stormtroopers se basan en los Stromtroopers, soldados nazis dedicados a infiltrarse en trincheras enemigas para atacarlas. 

Para crear a Chewbacca, George Lucas se inspiró en su perro, Indiana. Este también sirvió como inspiración a la hora de dar nombre a uno de los más conocidos arqueólogos del cine. 

Por otro lado, para crear los característicos sonidos del copiloto del Halcón Milenario, el editor de sonido Ben Burtt utilizó una morsa llamada Petulia y un oso llamado Pooh.

Mucho menos sentimental fue lo que sirvió de inspiración al Halcón Milenario… ¡Una hamburguesa con una aceituna al lado! 

Para la escena final en la que son condecorados Luke, Han y Chewbacca, George Lucas se inspiró en la película Los Tres Mosqueteros de Fred Niblo. 

EL RODAJE
Uno de los lugares de rodaje que más problemas ocasionaron fue Túnez. Debido a las altas temperaturas que se alcanzaban (más de 40º a la sombra), el actor encargado de imbuirse en el traje de C3-PO, Anthony Daniels, perdía cerca de dos kilos diarios debido a la sudoración. No menos preocupante eran los múltiples desmayos que sufría. Para refrescarlo, le debían dar bebida por una pajita a través del traje y, para descansar, lo apoyaban de pie en una tabla leve mente inclinada, ya que su traje no le permitía doblar las rodillas. 

El rodaje de Túnez coincidió con el cumpleaños de Alec Guinness. Tal era el calor que hacía, que cuando sacaron una tarta de la nevera para celebrarlo, comenzó a derretirse a los pocos segundos. 

Y el calor no fue lo único que debieron combatir en Túnez, pues tras 50 años sin llover, calló una lluvia torrencial sobre el rodaje… A esto se le sumaron las múltiples tormentas de arenas que asolaban el set, las cuales hicieron que cada noche se vieran obligados a desmontar y limpiar las cámaras para protegerlas. 

La mayoría de las naves que aparecen en el film se construyeron a partir de diferentes piezas de montajes de aviones en miniatura que encontraban en cualquier tienda.

Pero no todas fueron creadas a escala, pues solo hubo una nave que se construyó a escala real, el Halcón Milenario. Su peso fue de 23 toneladas.

La mayoría de los extras que aparecen en la película son ingleses, ya que solo en Inglaterra encontraron los inmensos estudios que necesitaban. 

Pero no todos los extras eran ingleses, y mucho menos humanos, ya que se recurrió a figurantes de cartón para recortar presupuestos. Una de las escenas en las que se camuflan estos acartonados actores es en la escena final de la película.

Cuando se construyeron los escenarios, Lucas decidió que sería mejor ensuciarlos y deteriorarlos un poco. El que más sufrió las actividades destructivas de Lucas fue R2-D2, a quien embarró y ralló con sierras. 

Esto debió dejar agotado a Lucas para el resto del rodaje, pues Harrison Ford asegura que el director se quedaba dormido mientras filmaban hasta tal punto que no llegaba a decir eso de “¡corten!”. Adía de hoy, George no ha desmentido estas declaraciones.

Al introducirse en el diminuto R2-D2, Kenny Baker quedaba totalmente insonorizado. Esto hizo que, para avisarle de que empezaban o terminaban de grabar, debían de darle con un pequeño martillo en la parte superior del robot. 

La escena en la que Leia huye en la cápsula de escape fue la primera realizada por ILM (Industrial Light & Magic), empresa fundada por George Lucas dedicada a los efectos especiales. 

Al regresar de destruir la Estrella de la Muerte, Luke abrazaba a Leia llamándola Carrie, el nombre de la actriz encargada de interpretarla. A pesar de que posteriormente fue corregido, aún se puede escuchar el fallo durante a película.  

Durante la escena del compactador de basuras, Mark Hamill aguantó tanto la respiración que le reventó una vena de la cara. A consecuencia, todos los planos siguientes del actor son tomados desde el mismo lado. 

EL ESTRENO Y EL ÉXITO
Antes del estreno, George Lucas organizó un pre-estreno con algunos amigos como Brian de Palma o Steven Spielberg. Al finalizar el visionado, de Palma le aconsejó que no la estrenase, que el resultado sería un espantoso fracaso. Más acertado estuvo Spielberg, quien adelantó que sería todo un tremendo éxito.

El día del estreno de La Guerra de las Galaxias, George Lucas no pudo llegar al cine del acontecimiento debido a un enorme atasco causado por las personas que querían asistir. El director y su mujer tuvieron que resignarse a ver la gala desde una hamburguesería. 

Gracias a las cifras de taquilla, George Lucas consiguió embolsarse la friolera de 20 millones de dólares

La película se hizo con 6 Oscars en 1977: Dirección Artística, Banda Sonora Original, Montaje, Vestuario y Efectos Visuales. 

Después del estreno, muchos robaron las cintas de las audiciones que se realizaron para Luke Skywalker y Han Solo con fin de venderlas. Al cabo de los años han aparecido las realizadas por Mark Hamill, Harrison Ford y Kurt Russell.


Con fin de hacer productivo el contrato realizado con 20th Century Fox según el cual Lucas se quedaría con lo ganado por el merchandaising de la película, el director aprovechó el éxito de la misma para lanzar figuras de sus personajes. Cuando comenzaron a organizar la distribución y venta de las figuras, vieron que no llegarían a tiempo para Navidad, por lo que la marca Kenner (encargada de las figuras) decidió poner a la venta el Early Bird Certificate Package. La también llamada Empty Box era una caja vacía con imágenes de los principales protagonistas que incluía vales para canjear por las 4 primeras figuras que saldrían a la venta el Enero de 1978: Luke Skywalker, Leia Organa, Chewbacca y R2-D2. Los que quisieran la figura de Han Solo, deberían de estar atentos para adquirirlas nada más salir al mercado. 

Para no hacer tan larga la espera hasta el estreno de El Imperio Contraataca (1980), se lanzó un especial televisivo de Navidad llamado The Star Wars Holiday Special. El show que se estrenó en la cadena CBS en noviembre de 1978 contó con las apariciones del reparto principal y mostraba la visita de Han Solo y Chewbacca a la familia del wookie, algunas historias de la cantina de Moss Eisley, un video animado en el que se introducía al personaje Boba Fett y a Leia cantando el himno de la saga. El show fue dirigido por Steve Binder y fue un auténtico fracaso en todos los sentidos. Si George Lucas se había mostrado bastante desinteresado en el proyecto, cuando vio el resultado decidió que no se volviese a retransmitir. 

Lo que sí se convirtió en todo un acierto fue seguir el consejo de Spielberg contratando a John Williams, pues la B.S.O. del film ha sido la más vendida de la historia del cine.

No están todos los que son, y no se puede saber si todos los que están son, pero aquí queda este homenaje a una de las más grandes historias del cine... ¡Que la fuerza te acompañe!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada