lunes, 11 de agosto de 2014

BATMAN: LA VENGANZA DE BANE

Batman siempre se ha enfrentado a psicóticos asesinos y excéntricos criminales que, muchas veces, prestaban más atención a su grandilocuencia que al enfrentamiento contra el señor de Gotman. Pero… ¿qué pasaría si Batman se enfrentase a su réplica? Un villano que, tal como ocurre con Bruce Wayne, mezcla perfectamente la inteligencia y la estratagema con la fuerza bruta. Un personaje que olvidara todas las excentricidades y se obcecase en un único y vital objetivo: matar a Batman. Sin lugar a dudas, algo muy parecido a esto tuvieron que pensar Chuck Dixon y Graham Nolan cuando presentaron por primera vez a Bane en La Venganza de Bane.

Esta historia, publicada en 1993, comenzaba retrocediendo en el tiempo no hasta el día en el que Bane se creó como tal, ni siquiera hasta el día en el que nació, sino hasta el momento en el que comenzó a forjarse el destino del personaje a través de los actos de sus padres. Unos actos que hicieron que un niño naciese y se criase solo en una prisión caribeña llamada Santa Prisca. Entre sus muros y con una asoladora crueldad reinante, el joven se vio obligado a crecer abandonando su infancia para sobrevivir a la prisión. Esta es la historia que Chuck Dixon usa para presentar e introducir a una de las mayores piedras que Batman ha encontrado en su camino.

Alejándose de los arcos argumentales que caracterizaban por aquel entonces a la serie, Chuck Dixon guionizaba uno de sus mejores trabajos al frente de las colecciones de Batman enfocando esta trama como un duro y cruel biopic. Para dar mayor intensidad a esta trágica historia y sumergir más al lector en la misma, Dixon redujo al mínimo los diálogos entre los personajes, narrando brillantemente los orígenes del villano a través de cuadros de textos que recogen las vivencias del niño mediante el testimonio de uno de los prisioneros que, posteriormente, acabaría convirtiéndose en socio de Bane.


A pesar de todo esto, el guion de Dixon contaba con un defecto, y es que se le podría achacar cierta falta de originalidad al tomar ideas de la historia de El conde de Montecristo. Pero esta importante influencia palidece en comparación del resultado final de la trama.

La narración de las vivencias de Bane en Santa Prisca ocupan casi un tercio del relato, parte de la trama completamente protagonizada por el villano y en la que el Caballero de Gotham no tiene aparición. Y, gracias a la genial e intensa historia de orígenes que crea Dixon, ni se le echa en falta. La aparición del Caballero Oscuro se produce al final, sirviendo de atisbo a lo que está por venir. El protector de Gotham solo aparece en las páginas finales, produciéndose produce el primer cara a cara entre los dos personajes.

Pero si el trabajo que realiza Dixon como guionista es excelente, no menos es el Graham Nolan, quien se encarga de los dibujos. Este logra ofrecer a esta historia la oscuridad y dureza que se merece mediante sus inteligentes dibujos, recreando claustrofóbicamente la prisión y otorgándoles a los personajes un rudo aspecto prestando especial atención a sus fisionomías y sus rostros. Y completando este reparto de lujo, Eduardo Barreto y Adrienn Roy se encargan, respectivamente, del entintado y el color, ayudando a que todo luzca tan lúgubre como debe.

Con motivo del estreno de The Dark Knigh Rises, película que bebe directamente de esta obra y Batman: La Caída del Murciélago, ECC publicó esta historia en el tomo Batman: El Caballero Oscuro - Bane. En dicho tomo no solo encontramos el origen de Bane, sino otra historia también guionizada por Chuck Dixon y dibujada por Graham Nolan en la que Bane aúna fuerzas con Ra´s Al Ghul. 

Conclusión: Chuck Dixon no solo aporta a la galería de villanos uno de los más interesantes antagonistas del Caballero Oscuro, sino que guioniza una atrapante historia con la que le otorga a su creación un genial origen. Igualmente de inspirado se encuentra el otro padre de la criatura, Graham Nolan, y sus ayudantes, Barreto y Roy. El resultado es una historia mítica en la carrera del Caballero Oscuro y que da el pistoletazo de salida a una de las más impactantes sagas del mismo: Batman: La Caídadel Murciélago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada